¿Podemos comerciar con las criptomonedas como con cualquier otra moneda?

forex vs crypto trading

Las criptodivisas son monedas digitales en las que las transacciones se verifican y los registros se mantienen mediante un sistema descentralizado que utiliza la criptografía, en lugar de una autoridad central.

A diferencia de las monedas fiduciarias, que están respaldadas por los gobiernos centrales, las criptomonedas no existen de forma física y su valor no depende de la confianza en un banco central.

Como no tienen valor intrínseco, las criptomonedas sólo pueden funcionar si hay suficiente aceptación en el mercado y se cree en su valor.

A medida que crece el interés por las criptomonedas, los bancos centrales exploran cada vez más las posibilidades de desarrollar sus propias monedas digitales.

Varios factores están impulsando el interés mundial por las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC), entre ellos la disminución general del uso del efectivo y la facilidad con la que se pueden realizar pagos transfronterizos utilizando monedas digitales, en lugar de monedas fiduciarias.

A la cabeza está China, que comenzó a trabajar en su Proyecto de Moneda Digital y Pagos Electrónicos (DCEP) en 2014.

Según el Banco Popular de China (PBOC), el objetivo de desarrollar el Yuan Digital Chino (DCNY) era proteger la soberanía monetaria de China después de que la popularidad de las criptomonedas emitidas por particulares supusiera una amenaza para la gestión de la cuenta de capital del país y, por extensión, para su estabilidad financiera. Otras razones para desarrollar un CBDC, según el PBOC, fueron mejorar la eficiencia de los sistemas de pago y promover la inclusión financiera, ampliando las opciones de pago digital a las personas mayores y a las que no tienen smartphones.

Aunque los críticos sostienen que los objetivos del DCNY son más siniestros, citando una mayor supervisión gubernamental y la potencial subversión de la posición del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial, no cabe duda de que los bancos centrales asiáticos son más progresistas en materia de CBDC que sus homólogos occidentales.

Del mismo modo, con el interés institucional en el comercio de criptomonedas ganando impulso en todo el mundo, Asia está liderando el camino. Según una encuesta reciente de Fidelity Digital Assets, la tasa de adopción en la región es del 71%, frente al 56% en Europa y el 33% en Estados Unidos.

El reto tecnológico

El aumento del trading institucional de criptomonedas está impulsando un gran interés en la tecnología disponible para garantizar la ejecución eficiente y segura de las transacciones.

Dada la velocidad a la que crece la industria de las criptomonedas, la característica más importante de una implementación tecnológica exitosa es que tenga la agilidad y la flexibilidad para adaptarse a cada flujo de trabajo y configuración emergentes.

Al igual que una plataforma de trading de divisas, una pila tecnológica de criptomonedas consta de una capa de conectividad, un módulo de agregación y enrutamiento inteligente de órdenes (SOR) y una capa de integración posterior a la trading/liquidación.

Sin embargo, a diferencia del mercado de divisas, que se negocia en el mercado extrabursátil (OTC) a través de una conexión bilateral directa, las criptomonedas se negocian de forma híbrida, ya sea en bolsas o en el mercado extrabursátil.

El sector aún no ha adoptado un lenguaje de comunicación común, por lo que los conectores deben estandarizar los distintos protocolos antes de enviarlos al agregador.

Los flujos de intercambio de criptodivisas se diferencian de la provisión directa de liquidez OTC en que la negociación se organiza en un libro de órdenes con límite central (CLOB) divulgado o no, exponiendo diversos grados de profundidad del mercado dependiendo de la criptodivisa/instrumento y de los mercados.

Estas dos fuentes de liquidez exigen que el propio agregador realice sutiles ajustes para combinar los flujos OTC y CLOB de forma significativa.

La experiencia multiactiva del proveedor de tecnología es clave en este caso: el modelo de negociación en bolsa imita en gran medida el espacio de la renta variable, mientras que los flujos OTC siguen el modelo de las divisas.

En el mundo de las criptomonedas, donde la innovación del mercado es rápida y furiosa, sólo los grandes proveedores con experiencia previa en la conexión a un conjunto amplio y diverso de fondos de liquidez tienen las herramientas y los recursos para seguir el ritmo.

El SOR de facto de baja latencia debe ser capaz de difundir las órdenes a través de múltiples pools, teniendo en cuenta parámetros como la compatibilidad de la cartera, la disponibilidad de crédito y el coste.

La incorporación de una plataforma de análisis avanzada al agregador y al SOR permite analizar y adaptar sobre la marcha los cambios de las normas.

La interfaz de usuario también debe reflejar la doble naturaleza de los grupos de negociación disponibles en términos de datos y herramientas de negociación, combinando el aspecto de los "valores" de un sistema de gestión de la ejecución (EMS) con el de una estación institucional de trading de divisas.

Por último, una vez ejecutadas las operaciones, su liquidación será casi instantánea (las criptomonedas nos llevan a un mundo de operaciones en el que todo se hace en tiempo real), de ahí la necesidad de una estrecha integración de los canales de post-negociación y liquidación en los proveedores de carteras.

¿Podemos ganar dinero con las criptomonedas como lo hacemos con las divisas?

Con el aumento del número de plataformas de trading de criptodivisas (creadores de mercado), comparables a LP FX, en el mercado, así como de otros especuladores, es ciertamente posible, con la tecnología adecuada, operar con criptodivisas de forma tan rentable como las divisas.

Muchos creadores de mercado y empresas de negociación de alta frecuencia tienen mesas de negociación de divisas y criptodivisas y aportan sus conocimientos y experiencia en divisas al nuevo e innovador mercado de criptodivisas.

Las criptomonedas ofrecen interesantes oportunidades para estos actores del mercado, y no sólo porque se trata de una clase de activos que funciona las 24 horas del día. La volatilidad de los mercados de criptomonedas da lugar a mayores oportunidades de arbitraje, mientras que el tamaño del mercado minorista es ventajoso para los creadores de mercado.

La mayor diferencia entre las dos clases de activos es actualmente la falta de flujos de la "economía real" por parte de las empresas y los gestores de activos, pero el mercado está madurando rápidamente y las oportunidades de ganar dinero no harán más que aumentar a medida que las empresas de compra se involucren.

Elegir bien

Incluso más que con otras clases de activos, una tecnología robusta y fiable es una de las consideraciones más importantes para las instituciones que buscan entrar en el ámbito del comercio de criptomonedas.

La adopción generalizada del comercio de criptomonedas es sólo cuestión de tiempo. Para garantizar el éxito, las instituciones que deseen operar con criptomonedas no deben recurrir a la proliferación de nuevas soluciones especializadas, sino a un socio con una trayectoria probada en otras clases de activos.

Binance